EL BLOG DEL ROJO


jueves, 25 de agosto de 2011

CAMPEONES



La fiesta en las tribunas, con el grito “dale campeón, dale campeón” ovacionaron los hinchas del cuadro rojo a los jugadores que conquistaron por segunda vez la Copa AeroSur, después de siete años que le fue adversa a Wilstermann.

El título que lograron los aviadores fue dedicado para el símbolo del club Ottoniel Novillo, que tiene su salud quebrantada.

Los Gurkas también se solidarizaron exponiendo una bandera con el rostro del “patrón”, como un apoyo moral al querido Otto.

Fue un partido que se disputó con los dientes apretados, con muchas emociones en una y otra portería pero también se apeló al juego brusco, provocando la expulsión de Augusto Andaveris a los 33 minutos del primer tiempo.

El compromiso comenzó con el equipo del pueblo buscando el arco rival, llegando por los laterales y apelando al juego aéreo, aprovechando la estatura de Aquilino Villalba y Augusto Andaveris. Wilster simplemente apeló al contragolpe, no generó jugadas con claridad ofensiva hasta la última línea del plantel celeste.

Cuando transcurrían 22 minutos de la primera etapa, el portero aviador Mauro Machado ahoga el grito de gol para los celestes, tras un golpe de cabeza de Edson Zenteno.

Aurora era el equipo que proponía y Wilster se defendía, tras una jugada fallida en el ataque celeste, el portero Mauro Machado envía la pelota hasta el medio campo para que Amílcar Sánchez con un pase en profundidad habilite a Pablo Olmedo quien avanza uno metros y con fuerte remate de izquierda provoca el grito de gol en las tribunas, cuando se jugaban 42 minutos 1-0.

En la segunda etapa Aurora con un hombre menos, se volcó con todo sobre la portería rival buscando el gol del empate, con un golpe de cabeza de Limbert Méndez logra la igualdad tras las dubitaciones de la defensa aviadora a los 62 minutos 1-1.

El empate se mantuvo hasta el final de manera que se fue a la definición a través de lanzamientos penales.

PENALES: Para Aurora anotaron Fernando Sanjurjo, Darwin Peña, Diómedes Peña y fallaron Jaime Robles y José Barba.

En Wilster convirtieron Pablo Olmedo, Oliver Fernández, Jucelio Donizette, Marcelo Carballo y falló Lucas Godoy.

Dos rivales optimistas con mucho por resolver

Fue un partido con una clara diferencia entre los rivales en cuanto a la táctica y estrategia, con un Wilstermann en un esquema defensivo con un 5-4-1, jugando al contragolpe.

Y Aurora que, desde el minuto 30 jugó con 10 hombres, que tuvo un dominio territorial casi en todo el compromiso pese a ello. El fuerte que mostró Aurora se planteó en los desbordes por izquierda gracias al jugador más desequilibrante del partido que fue Ronald Segovia.

El dominio de Aurora, en el segundo tiempo, se tradujo en un empate pero no le alcanzó para obtener la victoria; mientras que Wilstermann, pese a tener un hombre más en la cancha, continuó manteniendo su sistema defensivo y de contragolpe.

La definición en los penales, donde fallaron dos jugadores de Aurora, tuvo algún grado de influencia el desempeño de la hinchada “roja” que fue mayoritaria en el estadio.

Pero esta final no significa nada en términos futbolísticos, simplemente pasará a ser un dato estadístico.

En el caso de Aurora, pese a haber demostrado un buen ensamble, no ha podido salvar la falta de definición y ayer pecó por ello. En el caso de Wilstermann se vio claramente que hay más entrega, garra y un empuje anímico importante, que unas virtudes de funcionamiento como equipo y tiene serios problemas en el medio campo, en el juego de conjunto. No tiene un conductor que se encargue de generar la ofensiva.

Aurora no ha podido solucionar un problema serio que arrastra del medio para arriba por la parte izquierda, que resolvió con Julio César Hurtado frente a Oriente Petrolero, pero ese sigue siendo su mayor problema y debe resolver.

Insisto en que es un equipo que tiene muchas variantes y en el que además se va notando la mano del técnico. Ha modificado la posición de algunas fichas y le han resultado positivos, y también ha mostrado alternativas como los cambios de frente en el juego.

En el caso de Wilstermann es difícil saber cómo le irá en el Nacional B porque no se conoce mucho o se conoce muy poco a sus rivales. Lo que sí se pudo ver es que tiene mucho empuje de su hinchada y a esto respalda el peso de su camiseta, pero futbolísticamente le falta un conductor a tiempo completo y también ajustar todo aquello que va más allá de la voluntad.

“Cumplimos y se lo dedicamos a Otito”

Claudio Chacior, DT Wilstermann
Visiblemente emocionado y­ con lágrimas en los ojos, el DT “aviador” agradeció a Dios por el título, a la hinchada y dedicó el campeonato a Otoniel Novillo el emblema de Wilster, hoy muy delicado de salud. “Creo que cumplimos con el objetivo, en darle alegría a la gente y se lo dedicamos a Otito, que se recupere pronto”.

“Desde el principio, que arrancamos mal, yo les dije que tengan paciencia y ahora estamos viendo los frutos del esfuerzo”.

“Ustedes sabrán cuánto vale este título, tenemos un presupuesto y condiciones menores a los equipos con los que jugamos, pero este es un grupo muy unido, en el que Dios ha tocado a muchos y es Él el principal de esta unión entre nosotros y de los resultados”.

“Personalmente estoy muy emocionado, hace mucho que no vivía esto, desde 2004, y ahora que vuelvo me toca volverlo a vivir, gracias por todo”.

Fuente: Opinión
http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2011/0825/noticias.php?id=22977

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada